¡Oh Hada Cibernética! – Carlos Germán BELLI

carlos g. belli

Carlos Germán Belli
(Lima, 1927)

¡Oh Hada Cibernética!
(1962)

*

Por qué me han mudado

¿Por qué me han mudado
del claustro materno
al claustro terreno,
en vez de desovarme
en agua o aire o fuego?

*

Algún día el amor

Algún día el amor
yo al fin alcanzaré,
tal como es entre mis mayores muertos:
no dentro de los ojos, sino fuera,
invisible, mas perenne,
si de fuego no, de aire.

*

En vez de humanos dulces

En vez de humanos dulces
por qué mis mayores no existieron
cual piedra, cual olmo, cual ciervo,
que apparentemente no disciernen
y jamás a uno dicen:
“no dejes este soto,
en donde ya conoces
de dó viene el cierzo, adó va el noto”.

*

Una desconocida voz…

Una desconocida voz me dijo:
“no folgorás con Filis, no, en el prado,
si con hierros te sacan
del luminoso claustro feto mío”;
y ahora que en este albergue arisco
encuéntrome ya desde varios lustros,
pregunto por qué no fui despeñado,
desde el más alto risco,
por tartamudo o cojo o manco o bizco.

*

En saliendo del vientre…

En saliendo del vientre tu canilla
no tuvo ni una astilla
de pie ni tu garguero
una astilla de lengua,
mas ¿por qué otros pie y lengua de lucero
desde el vientre tuvieron sin más mengua
para andar, para hablar?
Cuántas deslizaduras has mirado
otras firmes canillas al pasar,
cuando entre pitos gamo raudo cruza,
aun más que el fuerte viento que la azuza;
y cuánta lengua parlera
se menea aunque el dueño no la quiera,
día y noche, por quítame esa paja;
y tú te encendies, te asas bajo el cuero
al ver que ante zagala la no desgaja
ni una sola palabra el gargüero.

*

En esta playa sin arena…

En esta playa sin arena, sin mar, sin peces,
do me hallo mal mi grado,
a mis miles de añicos añudado,
pienso yo muchas veces,
que entre sí hayan pactado
desde su edad primera,
para prevaler sobre mí non más,
el extraño, el amigo o el hermano.

*

Después de mil mudanzas

¡Oh hado mío!, despué de mil mudanzas
de moral y de duelos y de escamas,
¿por qué no haces que vea ante mí un valle,
con lo dulce y lo proprio solamente
de la rosa amarilla esmaltado?;
pues tras mucca mudanzas,
en mis contornos solo de repente
veo un araba, restos de los amos,
y en medio de una de sus crudele calles,
un atril y un libro y un claro plectro
a los sedientos plagios destinado.

*

¡Oh Hada cibernética!…

¡Oh Hada Cibernética!, ya líbranos
Con tu eléctrico seso y casto antídoto,
de los officio hórridos humanos,
que son como tizones infernales
encendidos de tiempo inmemorial
por el crudo secuaz de la hoguera;
amortigua, ¡oh señora!, la presteza
con que el cierzo sañudo y tan frío
bate las nuevas aras, en el humo enhiestas,
de nuestro cuerpo ayer, ceniza hoy,
que ni siquiera pizca gozó alguna,
de los amos no ingas privativo
el ocio del amor y la sapiencia.

*

O Fata cibernetica

O Fata cibernetica, liberaci,
col tuo cervello elettrico e il casto antidoto,
dagli orridi uffici umani,
simili a tizzoni infernali
accesi da tempo immemoriale
dal crudo fautore di roghi;
attenua, o signora, la prontezza
con cui il rovaio iroso e tanto freddo
sferza le nuove are, che si ergono nel fumo,
del nostro corpo ieri, oggi cenere,
che non ebbe per sé mai gioia alcuna,
privilegio dei padroni non incas
l’ozio d’amore essendo e la sapienza.

*

Annunci

5 pensieri su “¡Oh Hada Cibernética! – Carlos Germán BELLI”

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...